Una carta de amor a México escrita sobre textiles en donde las palabras de transformaron en hermosos estampados bordados en telares artesanales y una explosión de vibrantes colores que nos recuerdan los hermosos paisajes de la Costa Alegre. 

Después de 10 años Olmos y Flores sigue sorprendiéndonos con sus colecciones en donde fusionan su estética llena de sensualidad con sus raíces mexicanas. Los diseñadores han logrado reinventarse temporada tras temporada y cautivarnos con sus prendas. Pero en esta ocasión han logrado superar todas las expectativas.

Para los diseñadores mexicanos Victor Olmos y Ali Flores esta colección esta más cercana a su corazón que ningún otra, ya que detrás de la hermosa inspiración proveniente de las playas llenas de arena, los mares con sus tonalidades turquesas y la arquitectura de la zona sur del país, ellos buscan regresar un poco a través de la creación de alianzas y colaboraciones con los artesanos Pedro Romo y Ricardo Flores, quienes estuvieron encargados de crear a mano piezas únicas en telares artesanales, o el ilustrador Enrique Larios, quien creo tres ilustraciones exclusivas para la colección inspiradas en los paisajes de la Costa Alegre.

Debo confesar que cada una de las piezas me encanto. La mezcla de los colores y los detalles de los volantes en los vestidos, nos transportaban a lugares paradisiacos. Como el vestido en tono baby blue con hebillas al costado y volantes fruncidos, creando la ilusión de que estamos sumergidas en el impresionante océano y las olas rompen a nuestros pies. O el look con top y falda de volados, cuyas tonalidades verdes, naranjas y azules son una representación abstracta de Costa Careyes, una de las playas más hermosas que hay en el país.

  • SiraPevida-OlmosyFlores
  • SiraPevida-OlmosyFlores
  • SiraPevida-OlmosyFlores
  • SiraPevida-OlmosyFlores
  • SiraPevida-OlmosyFlores
  • SiraPevida-OlmosyFlores

Me muero por poder viajar y hacer un road trip por cada uno de los lugares que inspiraron esta colección. Visitar el malecón de Puerto Vallarta para deleitarme con el asombroso trabajo artesanal de los azulejos que ahí se encuentran y vemos plasmados en los estampados de la colección o estar en Costa Majahuas y simplemente dejarte embelesar por las infinitas tonalidades de naranja del atardecer, claro llevando mi nuevo accesorio favorito un maxi sombrero con un estampado floral cortesía de Olmos y Flores.

Sin duda, cada pieza es un pedazo de Costa Alegre y no es sorprendente que México este tan infundido y plasmado en esta colección, desde sus comienzos en 2009 Olmos y Flores han celebrado sus raíces mexicanas y usado cada una de sus colecciones como estandarte para enaltecer a México en el mundo.

Yo estoy lista para salir y gritar al mundo “Así se lleva México en la piel” enfundada en un total look de Olmos y Flores.

XO

Sira

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *