Una mujer que logró encantar al público con su sencillez y delicadeza, Audrey Hepburn es una de las luminarias más brillantes de la historia del cine. Su sentido de la moda y estilo nos inspirarán para siempre.

A lo largo de la historia hemos encontrado enigmáticas y cautivantes actrices que además de demostrar su talento en la pantalla grande han cautivado al mundo por su estilo y elegancia. Desde la sensual Marilyn Monroe hasta la glamorosa Elizabeth Taylor, pero uno de los nombres que más están entrelazados entre el mundo de la moda y la industria cinematográfica es la bella Audrey Hepburn.

Pero ¿qué podemos decir de Audrey Hepburn que no se haya dicho ya? Todos conocemos su gran carrera cinematográfica que le dio 5 nominaciones al Oscar y una victoria. Es de conocimiento público que su infancia fue difícil. Y cualquier fan de la actriz sabe que una de sus pasiones era bailar ballet. Si todos sabemos la historia detrás del mito, conocemos a la mujer detrás de la leyenda. 

Cuando hablamos de moda es imposible no mencionar el nombre de Audrey Hepburn, además de influir en el mundo del cine tuvo un gran impacto en la industria de la moda. Su profunda y duradera relación con Hubert de Givenchy es uno de los dúos más icónicos de la moda. “La moda entró en mi vida cuando Hubert de Givenchy me hizo mi primer vestido de alta costura”, mencionó una vez la actriz. “La belleza fue extraordinaria”. El estilo de Hepburn es clásico, sus atuendos son referentes de elegancia y siguen inspirando a miles de creativos en la actualidad. Tanto dentro como fuera de la pantalla sus looks se han convertido en parte de la mente colectiva de la sociedad. Todos ubicamos el vestido negro de Breakfast at Tiffany’s o el vestido strapless con estampado de flores negras sobre blanco que luce en Funny Face.

Sí, Audrey es una leyenda. Una mujer que nos inspira y que siempre será un gran modelo a seguir. En lo personal, me encanta la sencillez de cada uno de sus atuendos, podemos apreciar un estilo atemporal que aún es reflejo de una máxima elegancia. Su estilo nunca se trató de tendencias, sino más bien de lujo eterno. Este fin de semana se anunció que Rooney Mara será la encargada de dar vida a la mítica actriz en un largometraje próximo bajo la dirección de Luca Guadagnino. Así que pensé que era el momento perfecto para mirar al pasado e inspirarse en algunos de los atuendos más elegantes y hermosos que usó Audrey Hepburn a lo largo de su vida.

Estilo clásico atemporal

Uno de los atuendos más memorables de la actriz es el vestido que usa en la escena de apertura de la película Breakfast at Tiffany’s (1961). Este vestido diseñado por Hubert de Givenchy en satén negro, combinado con un par de guantes y un collar de perlas es sinónimo del lujo y estilo parisino atemporal. 

Recrea el look:

Sutil elegancia

Audrey Hepburn era una actriz que nos demostró que hay belleza en la sencillez. A través de su vida logró cautivar con atuendos elegantes, clásicos y simples, que han logrado sobrevivir el paso del tiempo. Un claro ejemplo es el look que llevó en la película de Funny Face (1957) durante la escena en un bar bohemio donde la actriz realiza una danza interpretativa.

Recrea el look:

Belleza en rosa

A lo largo de su vida Hepburn tuvo tres diferentes vestidos de novia, uno por Sorelle Fontana – que nunca usó –, uno por Pierre Balmain y finalmente uno firmado por Givenchy. Las tres son bellas creaciones, pero uno de los más característicos fue el último, que llevó para su boda con Andrea Dotti. La inspiración de los sesenta se refleja en el atuendo en color rosa palo.

Recrea el look:

Sueño níveo

Audrey Hepburn debutó en la pantalla grande con la película Roman Holiday (1953), y con su estelar actuación logró conquistar al mundo y ganar un premio de la Academia. Enfundada en un vestido en color marfil con encaje de flores subió a recibir la deseada estatuilla. En ese momento nació una estrella más en el firmamento de Hollywood y un ícono de la moda.

Recrea el look:

Fantasía a cuadros

Una de las imágenes más emblemáticas que existen de la actriz es a lado de su primer esposo, Mel Ferrer, en el que lleva una blusa con cuello cisne y unos pantalones con estampado gingham. Hepburn logró combinar la comodidad clásica del sportswear con el refinamiento del lujo europeo, dando como resultado un estilo moderno que nunca pasa de moda.

Recrea el look:

Realeza moderna

Durante la película de Funny Face, otro de los grandes momentos es cuando Audrey lleva un vestido de baile con plisado en la parte de atrás y bordados de flores blancas y negras. Este diseño de Givenchy es uno de los más mágicos y femeninos que llevó la actriz en la pantalla grande. Un atuendo digno de cualquier princesa moderna.

Recrea el look

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.