Un recap de las mejores tendencias de belleza que vimos en las pasarelas durante los últimos desfiles de Otoño-Invierno 2022, mismas que muy pronto veremos en las calles de todo el globo. 

La temporada de las Semanas de la Moda brindó a más de uno un espíritu general de ligereza y esperanza a medida que ingresamos en otra fase de la pandemia en donde pareciera ser que hay luz al final del túnel. Es muy emocionante inspirarse en las nuevas tendencias de belleza que llevaremos en el próximo Otoño-Invierno 2022/2023, mismas que podemos llevar desde ahora. Desde pieles extra luminosas hasta dosis inesperadas de color, estas son mis tendencias favoritas que han surgido a lo largo de los Fashion Weeks en París, Londres, NY y Milán. 

Pieles radiantes 

Si bien una tez saludable es un must sin importar la temporada que sea, ésta vez pudimos ver aún más el enfoque en pieles hermosas y en sus acabados satinados, casi húmedos. Un ejemplo fueron los beauty looks de Proenza Schouler, los cuales contaban con una generosa aplicación de iluminador a lo  largo de la parte superior de los pómulos dándole vida a una piel casi desnuda. Otro buen ejemplo fue Altuzarra, quien en su presentación contó con el gurú del skincare Tata Harper, mismo que suministró tratamientos faciales ultra hidratantes y rellenadores para darle a la piel un efecto de “sirena” a pedido del diseñador. Es de recalcar el trabajo magistral de Pat MC Grath y su equipo para los desfiles de Loewe y Louis Vuitton proponen looks etéreos y de piel casi desnuda. 

Beauty jewelry 

El maquillador global de Gucci Beauty, Thomas de Kluyver, diseñó looks de belleza únicos para el desfile de Simone Rocha. Kluyver aplicó perlas y gemas de diferentes colores alrededor de los ojos de las modelos creando una silueta cat eye. Otro desfile de London Fashion Week que llevó la misma tendencia fue el de Miranda Joyce quien tuvo looks de maquillaje súper divertidos llenos de stickers para la cara puestos sobre una piel limpia y fresca. 

Colores impredecibles

Siempre habrá un momento -y un lugar- para el negro clásico, pero esta temporada ofreció una gran variedad de formas de ser creativo con sombras y delineadores de ojos en tonos inesperados. Uno de los colores más buscados fue el rojo sangre que lo pudimos ver en el desfile de LaQuan Smith, donde la maquillista Sheika Daley le dio a los ojos de Julia Fox un efecto ultra chic con trazos saturados a lo largo de los huesos de las cejas. En el otro extremo del espectro estaban los pasteles en verdes desteñidos de Gabriela Hearst, y luego en Maryam Nassir Zadeh, donde se presentó una paleta  deslavada de “taupe, acid yellow y moon purple” en los ojos. También el azul se mantuvo desde ésta temporada, y lo pudimos ver en diferentes desfiles desde NY hasta París. 

Goth-a-love

Dries Van Noten se inspiró en la estética de 1960 para crear los looks de las modelos, quienes llevaban los ojos con pesado delineador negro y las bocas obscuras en tonos guindas. El diseñador belga aprovechó para dar a conocer su primera línea de belleza sustentable, compuesta por 30 lipsticks y 10 fragancias. Los labios de Rochas también se mostraron hermosos, oscuros y con un acabado brillante como si las modelos hubieran comido moras antes de salir a la pasarela.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.