El calentamiento rápido como el que vemos hoy es inusual en la historia de nuestro planeta. Un clima más caliente trae cambios que pueden afectar nuestro suministro de agua, agricultura, sistemas de energía y transporte, el medio ambiente natural e incluso nuestra propia salud y seguridad. 

El cambio climático en el mundo puede ser causado por diversas actividades. Cuando ocurre el cambio climático; las temperaturas pueden aumentar drásticamente. Cuando la temperatura aumenta, pueden ocurrir muchos cambios diferentes en la Tierra. Por ejemplo, puede resultar en más inundaciones, sequías o lluvias intensas, así como olas de calor más frecuentes y severas. Los océanos y los glaciares también han experimentado algunos cambios: los océanos se están calentando y volviéndose más ácidos, los glaciares se están derritiendo y el nivel del mar está aumentando. Dado que estos cambios ocurren con frecuencia, es probable que en las próximas décadas nos enfrentemos a desafíos para nuestra sociedad y nuestro medio ambiente. 

Durante el siglo pasado, las actividades humanas han liberado grandes cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera. La mayoría de los gases provienen de la quema de combustibles fósiles para producir energía. Los gases de efecto invernadero son como una manta alrededor de la Tierra, atrapando energía en la atmósfera y provocando que se caliente. Esto se llama efecto invernadero y es natural y necesario para sustentar la vida en la tierra. Sin embargo, mientras se acumulan los gases de efecto invernadero, el clima cambia y tiene como resultado efectos peligrosos para la salud humana y los ecosistemas. 

Hay algunos cambios climáticos que son inevitables y no se puede hacer nada al respecto. Por ejemplo, el dióxido de carbono puede permanecer en la atmósfera durante casi un siglo, por lo que la Tierra seguirá calentándose en el futuro. Los gases que influyen en la atmósfera son el vapor de agua, el dióxido de carbono, el óxido de hidrógeno y el metano. El clima se ha enfriado y calentado a lo largo de la historia de la Tierra por varias razones. Algunos de los factores que influyen en el clima, como las erupciones volcánicas y los cambios en la cantidad de energía solar, son naturales. La nieve y el hielo también tienen un gran efecto sobre el clima. La nieve y el hielo también tienen un gran efecto sobre el clima. Cuando la nieve y el hielo se derriten, el clima de la Tierra se calienta, se refleja menos luz solar y esto provoca aún más calentamiento.

Existen muchas formas en que las plantas, los animales y otras formas de vida en nuestro planeta pueden afectar el clima. Las plantas extraen el dióxido de carbono de la atmósfera a medida que realizan la fotosíntesis. Y es durante la noche cuando las plantas liberan algo de dióxido de carbono de vuelta a la atmósfera. Por otro lado, el metano se produce mientras los animales de granja, como el ganado vacuno y ovino, digieren su comida. Cuando ocurren incendios forestales, se libera dióxido de carbono a la atmósfera. Sin embargo, si un bosque de tamaño similar vuelve a crecer, se eliminará aproximadamente la misma cantidad de carbono que se agregó a la atmósfera durante el incendio. 

Algunos efectos que los científicos predijeron sobre el cambio global son: pérdida de hielo marino, aumento acelerado del nivel del mar y olas de calor más intensas. Los científicos aseguran que las temperaturas globales seguirán aumentando durante las próximas décadas, en gran parte debido a los gases de efecto invernadero producidos por las actividades humanas. Esta ha sido la década más cálida desde 1880. La tierra podría calentarse otros 7,2 grados Fahrenheit durante el siglo XXI si no logramos reducir las emisiones de la quema de combustibles fósiles. Las actividades industriales de las que depende nuestra civilización moderna han elevado el dióxido de carbono atmosférico de 280 partes por millón a 379 partes por millón en los últimos 150 años. 

En conclusión, debemos participar e intentar frenar el calentamiento global y otros efectos sobre el cambio climático. Si las temperaturas de la tierra continúan aumentando en el futuro, los seres vivos en la tierra se extinguirían debido a las altas temperaturas. Si los humanos contribuyen a controlar el calentamiento global, este mundo sería más frío y las altas temperaturas que tenemos actualmente disminuirían. Si todos, nos unimos como uno, y tratamos de poner fin a lo que produce este cambio climático estaremos construyendo un mundo más seguro para vivir y para asegurar que las próximas generaciones tengan un futuro.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.