Nuestra piel es uno de los organismos más sensibles y que requieren de un cuidado riguroso. Por esta razón es importante elegir productos que ayuden a tu cutis a lucir espectacular y radiante.

El cutis de cada persona es único, cada uno de nosotros requerimos diferentes cuidados, tratamientos y productos. Ninguna piel es igual, considéralo como algo similar a nuestras huellas dactilares o ADN. Todos lo tenemos, pero nadie tiene el mismo. Por esta razón es de suma importancia que conozcamos nuestra epidermis y sus necesidades, que consultemos a un dermatólogo para que nos diga qué tipo de piel tenemos y que es lo que nos conviene incluir en nuestra rutina de belleza y de cuidado de la piel. 

Cómo he comentado en varias ocasiones el cuidado del cutis es de suma importancia, nuestra piel es la primera barrera que tenemos en contra de los radicales libres y contaminantes externos. Debido a esto debemos de crear una rutina de cuidado que nos ayude a que la piel se recupere, aumente sus defensas y revitalice.

Una buena rutina de skincare nos ayuda a que nuestra piel recupere los nutrientes perdidos, aumente sus defensas y luzca espectacular. Cómo hay diferentes tipos de piel – seca, grasa, mixta – debemos de crear rutinas especializadas que se adapten a ella. Pero si lo que buscas es alcanzar una piel radiante llena de luminosidad y salud hay ciertos pasos que puedes llevar a cabo.

Limpia regularmente

Es importante que nuestra piel esté limpia, es necesario lavarla diariamente por la mañana y noche. Utiliza un limpiador facial y al aplicar aplica cierta presión y movimientos circulares que masajean la cara. Esto ayudará a limpiar y abrir los poros, reduciendo la piel cansada y grisácea. De preferencia lava aplicando agua fría o a temperatura ambiente, esto ayuda a que tu piel se tense y reciba mejor los nutrientes de tu rutina de skincare.

Exfolia la piel

Una de las maneras más fáciles para incrementar el brillo natural en la epidermis es la exfoliación. No es recomendable que exfoliemos diario, pero si eliges exfoliar de manera natural puedes hacerlo 2 o 3 veces por semana y si prefieres un pealing te recomiendo una vez cada dos semanas. Exfoliar ayuda a remover las células muertas de la piel lo que nos otorga mayor suavidad y reduce las manchas de pigmentación.

Humecta constantemente

Es de suma importancia que mantengamos nuestra piel hidratada y humectada. Si no tienes ninguna rutina de cuidado de la piel, siempre trata de humectarse con alguna crema, para elegir la que mejor te funcione es necesario que consultes a tu dermatólogo para saber que tipo de cutis tienes. Aplica la crema o gel humectante después de exfoliar para que se absorba con mayor facilidad más profundamente. Una piel humectada refleja mayores cantidades de luz dando un brillo natural a la cara.

Busque ingredientes iluminadores

Es importante que busquemos productos cuyos componentes ayudan a potencializar los nutrientes naturales del cutis. Este tipo de productos normalmente deben de contener ingredientes como Vitamina C, ácido hialurónico, aminoácidos, péptidos, Vitamina A, entre otros. Estos ingredientes los encontramos en sueros que al aplicarlos nos ayudan a obtener una piel radiante. Entre los que más me han funcionado a mi son los sueros de Spa Technologies. Me encanta el Luminous Vitamin C Serum, la mezcla de Vitamina C con péptidos marinos y algas nos ayudan a recuperar el brillo natural de la piel y reducir las líneas de expresión.

Toma mucha agua

Nuestra piel como lo saben necesita estar en constante hidratación, al estar expuesta a los rayos UV del sol y el medio ambiente tiende a deshidratarse más que cualquier otro organismo de nuestro cuerpo. Por esta razón es necesario que constantemente estemos hidratándonos, tomando agua natural. El cuerpo requiere que al menos al día se tomen 3 litros de agua, te recomiendo que tengas una botella con agua natural y que estés dando sorbos regularmente para que tu cuerpo se hidrate.

Estos son algunos sencillos pasos que ayudarán a que tu piel luzca más saludable, esté más sana y tenga un brillo natural. Una piel radiante es sinónimo de una piel saludable. Recuerda que es de suma importancia consultar a un experto antes de hacer cualquier cambio en el cuidado de tu piel. Pero si sigues estos sencillos consejos estoy segura de que tu cutis lucirá radiante en cuestión de días.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.