La alta costura despierta deseos insospechados y revela la existencia de lo que no conocíamos. ¿No es ese el papel de la vanguardia? Hacer visible lo que no se ve. Definir, a través de la práctica artística, los anhelos de un mundo en plena transformación.” 

Debido a la pandemia, la colección de Dior para Alta Costura del año pasado se dio a conocer a través de una película exclusiva dirigida por Matteo Garrone. En “Le Mythe Dior”, las costureras crearon versiones a mano y en miniatura de vestidos que se presentaron en un bosque mágico. Las piezas de Alta Costura se exhibieron dentro de un mundo fantástico de sirenas, ninfas y seres mitológicos. El espectáculo marcó un escape del mundo agitado hacia una tierra de naturaleza y magia. 

Después de toda una temporada de eventos virtuales, Dior ha regresado a una pasarela más tradicional. Pero no ha perdido las lecciones que aprendió el año pasado sobre creatividad y superación de límites. El espectáculo Cruise 2022 de Dior fue un escape etéreo a Atenas, con una colección inspirada en diosas griegas y los deportes en los Juegos Olímpicos. 

Por otro lado, Cactus Jack Dior, la colección masculina Primavera-Verano 2022, también transportó a los espectadores, esta vez a Texas. En una vibrante colaboración con el rapero Travis Scott, de esta manera, Dior ha demostrado que no le teme al futuro. De hecho, abraza la evolución en el mundo de la moda a manos abiertas, bajo la guía de la directora creativa Maria Grazia Chiuri. 

La casa de lujo francesa ha revolucionado la moda, desde el Prêt-à-Porter hasta la Alta Costura, desde su fundación en 1946. Y continúa traspasando los límites con cada nueva colección. En este espectáculo, el oro parece ser un color central, con algunos guiños a la escena boscosa del año pasado en los verdes y marrones que aparecen en la invitación. Los patrones de costura en la invitación pueden ser una sugerencia de enfoque en los detalles y la textura de las piezas. 

Para el desfile de Alta Costura presentado el día de hoy en París, los materiales y las telas se transforman en formas monumentales mientras que los bordados logran convertirse en un lenguaje que nos habla de poesía. Hubieron muchos looks desarrollados en tweeds, lanas con textura, telas a cuadros.. Todos estos materiales nos hablan de una investigación e innovación textil que agrega movimiento, estilo y actitud a la colección. 

Maria Grazia lo tiene muy claro, la directora creativa busca regresar a una realidad táctil y menos virtual, lo que conlleva a reinterpretar los textiles empleados y llevar a los bordados un paso más adelante; no solo como adornos decorativos, pero como elementos conectados a los sentidos de la vista y el tacto. La obra Chambre de Soie, creada por la artista francesa Eva Jospin, sirvió de fondo para presentar el desfile gracias a sus bordados de tamaño natural exhibidos sobre las paredes del lugar, mismos que recuerdan la Salle aux Broderies de inspiración india en el Palacio Colonna en Roma. 

Entre mis favoritos está un vestido de inspiración bailarina, muy a la estética Dior, con gasas transparentes en color champaña y un pronunciado escote que lo vuelve aún más romántico. También, los ya mencionados looks con tweed en negro con blanco, en especial un conjunto que incluye botas altas y sombrero a juego, así como un look con maxi capa que me recuerda a un Sherlock Holmes en su versión más femenina y glamourosa. A mis outfits predilectos se suman un abrigo oversized con un detalle ribeteado en plumas y un look que se inspira en la famosa silueta del ‘New Look’ de Dior, el cual mezcla la falda en tweed y las mangas en irreverente fishnet. ¡Prueba total de que Dior se atreve y se reinventa!

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *