El desfile de moda Primavera / Verano 2022 fue presentado en París por Maria Grazia Chiuri, todo un festival de elegancia unido a una fiesta disco al más puro estilo Dior. Colores intensos, estampados vivos, looks atrevidos: la primavera de 2022 es todo menos aburrida. 

La directora creativa Maria Grazia Chiuri imaginó la última colección de Dior en el Jardin des Tuileries de París. Los terrenos construidos por la reina de Francia Catalina de Médicis en 1564 sirvieron alguna vez como sede de las fiestas reales más prestigiosas, y ahora, la Primavera / Verano de 2022 de Dior se visualiza en el exuberante parque parisino. Después de su colección Otoño / Invierno 2021 basada en los cuentos de hadas y el reino de la imaginación, la última colección de Chiuri fue toda una sorpresa en la pasarela. 

La marca de moda de lujo nos invitó a las profundidades de su gran espectáculo que contó con un set diseñado por la icónica artista Anna Paparatti, el desfile tuvo invitados presenciales además de contar con una transmisión en vivo. El show nos logró transportar a todos a una atmósfera vibrante y muy colorida, con una temática de juegos de mesa y de azahar. 

El desfile fue un festival de elegancia mezclado con una fiesta disco. Colores fuertes, estampados vivos, looks atrevidos; en definitiva, un maximalismo sin miedo. El piso estaba iluminado con tonos brillantes por el cual desfilaban las modelos, girando constantemente como un reloj alrededor de la pasarela circular. Los ritmos muy a la onda disco se fusionaron con los looks saturados que me recordaron a la estética Mod de los años sesenta. 

Todo el show se sintió como una celebración, un despertar y un paso hacia el hermoso caos de la vida cotidiana. Lo que más me llamó la atención fue la sastrería excepcional llena de siluetas atemporales con aires contemporáneos, looks con una paleta en tonos mandarinas, verdes, rosas, rojos, azules klein, que iban a juego con una base simple en blanco y negro.

Dentro de mis looks favoritos están un conjunto de shorts y chaqueta ajustada con cinturón en un tono naranja muy luminoso así como un vestido con silueta en A en un verde potente, me fascinó que los zapatos estaban en el mismo tono y un abrigo muy en la onda sixties en amarillo eléctrico a juego con unos mary janes en charol negro. Otro de mis top looks fue un little black dress con un detalle de lazo en el escote, me recordó a una Audrey Hepburn moderna y muy chic. También me encantó un gown blanco con detalle de mesh natural en el escote y lazos en los costados, una estética muy naïf que contrastaba con otro de mis favoritos: un vestido de mesh natural con top de banda y mini falda con print de un leopardo en tono verde fosfo y zanahoria. 

En cada look, el dominio de Dior es evidente, manifestado a través de elegantes cortes en línea A, siluetas elegantes pero que al mismo tiempo tienen un aire de facilidad. Todo se logra combinar en la colección, desde outfits súper cools inspirados en el skate hasta vestidos de noche formales, todo bajo la estética muy Dior. Me gustó mucho que se mezcló una estética fresca con líneas más elevadas. También vimos muchos estampados gráficos en chaquetas de formas boxy y shorts tipo boxers en satén de colores. Las piezas anteriores se acompañaron con looks más clásicos como faldas hasta la rodilla y chaquetas ajustadas. Un Dior que sorprenda y nos dejan con ganas de más.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *