El fin de semana pasado decidí dedicarme a mi familia, pero para darle un twist nos fuimos de fin de semana a Walt Disney World Resort. ¡Dos días llenos de diversión, emoción y magia!

Querido diario:

El fin de semana pasado fue uno de los más memorables y que recordaré por siempre. Mi familia y yo decidimos ir a disfrutar de unos maravillosos días en Walt Disney World Resort. Debo decir que disfruté mucho la experiencia, no es la primera vez que vamos, pero me encanta llevarlos cada vez que podemos ya que conforme crecen los pequeños disfrutamos de una manera diferente el viaje. ¡El viernes 29 y el sábado 30 fueron mágicos!

En esta ocasión el primer día decidimos visitar Epcot, desde el primer vistazo de la esfera de Spaceship Earth, sin importar si tienes 10 años o 50, la piel se te pone chinita de la emoción. Este es uno de mis parques favoritos, me encanta World Showcase ya que puedes experimentar diferentes culturas a través de su gastronomía y tradiciones en un solo lugar. Una de las atracciones que más me gusto fue Frozen Ever After – un musical ride donde asistimos a la conmemoración y celebración del aniversario de cuando Elsa salvo a la princesa Anna – este es uno de los juegos en donde nos sumergimos en el universo de Disney y vivimos en primera persona la magia y emoción de cada una de sus canciones, formamos parte del cuento y dejamos de ser simples espectadores. Este fue uno de los momentos más fantásticos ya que disfruté millones a lado de Roberta. Después nos dirigimos a Disney’s Hollywood Studios para emprender un viaje a una galaxia muy muy lejana, en cuanto llegamos al parque fuimos directamente a Star Wars: Galaxy’s Edge. Aquí grandes y pequeños quedamos impresionados con el realismo y cómo cobra vida todo el universo de la Guerra de las Galaxias, Max y Lorenzo estaban felices. Por unos instantes olvidamos que estamos en la Tierra y nos encontramos en el planeta Batuu.

El segundo día nos levantamos y recibimos una visita sorpresa de Minnie Mouse y Goofy, no hay mejor manera de empezar el día que con una sonrisa. Empezamos el día muy temprano y salimos directo a Disney’s Animal Kingdom. Este parque es impresionante, realmente logra cautivar a través de su temática y no solo es un lugar en donde nos divertimos sino aprendemos la importancia de la conservación de la flora y fauna. Me deslumbró el área de Pandora – The World of Avatar, el viaje por el río en el juego Na’vi River Journey en el cual los colores, sonidos y objetos del viaje realmente logran envolvernos en el mundo surreal de Avatar. Finalmente, después nos dirigimos a la clásica y obligatoria parada en Magic Kingdom. Este es un parque que bueno simplemente saca mi Disney Princess interior, me fascina todo de este lugar y puedo decir que es el lugar más feliz del mundo. Caminar por Main Street y ver el Castillo de Cenicienta al final del camino, ver a los globeros con los icónicos globos en forma de Mickey – en esta ocasión con temática de Halloween – es espectacular, cada una de las boutiques, restaurantes y locales son fuera de este mundo. 

Ir a Disney nunca es una tarea fácil, no importa si tienes 2 hijos o 5, siempre es un viaje cansado en el que vas a caminar por horas y estar formada en líneas para lo que sea, desde un helado hasta un juego. Por eso es crucial que elijamos un look cuya prioridad sea la comodidad. Ambos días mi outfit fue una variación del mismo look. El viernes 29 saque mi lado más girly con un vestido de día a la rodilla con estampado de margaritas y cuello V de Saint Laurent, lo combine con unos sneakers Air Jordan 1 de Nike, una backpack en cuero capitoneado con herrajes dorados y una baseball cap en color negro, ambos de Chanel. Para el segundo día use un atuendo similar, pero con influencias más sporty. Combine una sudadera color vino de Sporty & Rich con unos cycling shorts en tono nude de Saint Laurent, una gorra blanca con logo de Balenciaga y unos sneakers blancos de Valentino. Termine mi look agregando la Palm Springs backpack con el monograma clásico en canvas de Louis Vuitton. Ambos looks combinan mi espíritu fashion con la comodidad que necesitas cuando vas a Disney.

La verdad es que amo ir a Disney – aunque los que se divierten más son los pequeños de la familia – yo me la paso increíble, disfruto de esa sensación que te invade al ver a Mickey y la pandilla cobrar vida, cada uno de los juegos que nos transportan a otros mundos y los espectáculos que siempre me dejan sorprendida. Sin duda un fin de semana que no solo me divertí, sino que me llenó el corazón de felicidad… y no puedo dejar de sonreír mientras recuerdo cada momento.
Compra el Look 1

Compra el Look 2

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.