La semana pasada se llevó a cabo Paris Fashion Week, nueve días llenos de sofisticación, fuertes emociones y alegría. Desde el primer día no paré, me encanta sentir el rush de Fashion Week en la capital de la moda.

Querido diario:

Finalmente llegó el día, Paris Fashion Week, como todos saben es la Semana de la Moda de mayor importancia. Esto no quiere decir que los otros Fashion Week no sean importantes, claro que todos lo son, pero ninguno le gana a París. Aquí simplemente se siente que todo está a la décima potencia. Desde el momento en que aterrizó mi vuelo de Milán – donde disfruté del primer desfile Matthieu Blazy para Bottega Veneta – sientes como la emoción invade tu cuerpo, esas ansias por que has llegado a la Ciudad de la luz.

Llegué la noche del lunes 28 de febrero a París, un poco cansada, por lo que me dirigí inmediatamente a mi hotel – en esta ocasión me hospedé en el Hôtel de Crillon – y me dediqué a desempacar todos mis outfits que traje para Paris Fashion Week. Me quedé en el hotel, pedí mi cena en el cuarto y descansé pues sabía que el martes sería un día pesado.

Desperté muy temprano, decidí tomar un rápido desayuno en el hotel, un bowl de frutos rojos con un poco de yogurt y granola acompañada de café y jugo de naranja. Mientras desayune llegó mi Glam Team para ayudarme a estar lista. Me gusta aprovechar cada minuto de mi día por lo que mientras mi hairstylist y makeup artist trabajan yo desayuno (LOL). El día de hoy será un día largo, primero tengo que ir a una cita con Lancôme y en la noche tengo el desfile de Saint Laurent, no puedo expresar lo emocionada que me sentía de conocer la nueva colección y simplemente ver el desfile, ¡I love Paris Fashion Week! Mi look para mis morning errands fue uno que combinara el allure parisino – chic & cool – con comodidad para andar por la ciudad. Elegí un blazer en color off-white de lana con botones dorados, de Saint Laurent; debajo llevé un top de punto acanalado con manga larga, de Khaite; unos pantalones de cuero negro, de Saint Laurent; y combiné mi look con las plataformas Tan-Go en charol negro, de Valentino; y una mini bolsa de cuero negro capitoneado con strap de perlas, de Chanel. Quise canalizar toda la energía del glamour parisino, un atuendo clásico y elegante.

Como lo comenté mi primera parada fue en 52 Av. des Champs-Élysées para mi appointment con Lancôme, en donde tenía una cita para que me hicieran un estudio de la anatomía de mis pestañas. Con este estudio se puede conocer la calidad, densidad, longitud y fuerza de las pestañas, algo que nos ayuda para que podamos ayudarlas a estar más sanas y tener una belleza espectacular. Algo que me emocionaba mucho, Lancôme es una de mis marcas favoritas y tener la oportunidad de este estudio con la más alta tecnología fue un honor. El estudio comienza con un cuestionario, nos preguntan que tipo de volumen nos gusta – natural, intenso, extremo – y si utilizamos algún tipo de máscara o rímel, después nos explican un poco sobre la anatomía de las pestañas para finalmente comenzar el estudio. Mis resultados fueron que mis pestañas tienen una longitud y espesor arriba del promedio (¡good news!), pero que debo mejorar la densidad de estas. Para esto me recomendaron la máscara Monsieur Big de la marca. La verdad salí muy emocionada ya que me dieron muchas recomendaciones de cómo utilizar los productos adecuados para mis pestañas y así lucir espectacular. Para mi siempre ha sido de suma importancia un eye makeup perfecto ya que en mi opinión la expresión nos cambia cuando nuestros ojos lucen awesome.

Saliendo del estudio camine un poco por la Avenida de los Campos Elíseos, me encanta ver la arquitectura del lugar. Creo que esa es una de las cosas más maravillosas de París, sin importar cuantas veces vengas nunca dejará de maravillarme. Pasé a comer a uno de mis restaurantes favoritos en París, L’Avenue, donde pedí la Burrata Cremeuse, unos spring rolls de pollo tailandés y corazón de lechuga de langosta. Después seguimos caminando hacía los Jardines de los Campos Elíseos, donde aprovechamos que el día estaba perfecto y creamos un poco de contenido antes de regresar al hotel que se ubica en la plaza de la Concordia. Llegué y empecé a arreglarme y alistarme pues en la noche tendría el desfile de Saint Laurent. Normalmente tengo que salir con tiempo de sobra ya que el tráfico en la ciudad durante Paris Fashion Week se pone fatal. 

Para mi primer desfile de Paris Fashion Week mi atuendo, obvio de Saint Laurent, consistía en un playsuit bicolor en terciopelo negro y satén blanco, con detalle de moño en la cintura y hebilla con cristales incrustados. Lo combine con unas medias, mis pumps Zizi – one of my all time favorites – en charol negro, un abrigo de faux fur negro y un choker en forma de flor con cristales de la pasarela Fall 21 de la maison. Una vez lista nos trasladamos a los Jardines del Trocadero donde se llevaría a cabo el desfile. Debo de decir que Saint Laurent lo hizo de nuevo, el desfile estuvo increíble, la ropa diseñada por Anthony Vaccarello estuvo espléndida, sencillamente ¡wow!

Una vez acabado el desfile, fue un caos, había miles de carros esperando en la salida y preferimos caminar para llegar al nuestro. Fuimos a cenar, decidimos por tener una noche tranquila, y después regresé al hotel a escribir un poco sobre mi día y la reseña del desfile para compartir con ustedes en el blog. Así fue mi primer día de Paris Fashion Week, un día lleno de emociones, diversión y moda.
Compra el Look

Compra el Look

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.