Halloween – cuando es socialmente aceptado disfrazarse – es una de mis fiestas favoritas. Me encanta como las casas se tiñen de tonalidades anaranjadas y malvas, pero una de mis tradiciones favoritas es tallar calabazas para crear espeluznantes decoraciones.

Querido diario:

En la semana me tocó visitar las escuelas de mis hijos para participar en una de las actividades de la temporada que más disfruto, pumpkin carving. Esta es una de las tareas que se llevan a cabo en los días previos a Halloween en los colegios, primero fui con mi hijo el lunes. Debo decir que fue toda una experiencia ya que llevé las calabazas sin limpiar y me costó mucho trabajo hacerlo en el tiempo que te dan para realizar la tarea, terminé con cortadas en los dedos del esfuerzo – nada grave – pero no estuvo cool. Al final las calabazas quedaron espectaculares y me divertí mucho trabajando con mi pequeño, pero si estuvo muy cansado.

El miércoles era el turno de ir al colegio a repetir la misma actividad, pero ahora en el salón de mi hija. Esta vez fui preparada y llevé las calabazas pre-limpiadas. Les deje las semillas ya sueltas en el interior para crear la ilusión de que las estábamos limpiando en el salón de clases (That’ll be our little secret!). Y debo decir que fue la mejor decisión, el resultado fue un éxito nuevamente, pero sin tanto esfuerzo ni cortadas. A mi me encanta ponerle unas velas en el interior de la calabaza, creo que le da un toque spooky sin importar si es de día o de noche.

Para el miércoles el look que decidí llevar fue uno que me permitiera movilidad y con el que me sintiera cómoda, pero claro sin perder el estilo. Elegí un saco de tejido de punto en lana color off-white con detalles en color negro, lo combiné con unos jeans en mezclilla azul con un sutil wash y los Blade slingback pumps en charol negro con punta cuadrada de metal, todo de Saint Laurent. En esta ocasión escogí darle un toque de color a mi outfit en la forma de una de mis bolsas favoritas, mi Kelly en cuero azul marino de Hermès.

Este atuendo me encanta porque es un reflejo natural de mi estilo, pero al mismo tiempo me da la comodidad necesaria para andar de arriba abajo con los pequeños. ¿Creo que podríamos llamarlo Sira off-duty look o tal vez Mom on-duty look? No se todavía LOL.

Ahora de regreso a las celebraciones de Noche de Brujas. Para aquellos que amen la temporada de Halloween y quieran aventurarse a crear sus propias calabazas talladas, aquí una pequeña guía de ¿cómo tallar una calabaza para adornar tu hogar?

  • Elige la calabaza perfecta: Desde el momento que escogemos nuestra calabaza es importante poner atención. Debemos de buscar una calabaza que esté madura, fíjate en el grosor de su piel, que sea resistente y que no tenga ningún punto donde se sienta suave o con hendiduras. De preferencia busca calabazas de un tamaño mediano o grande ya que será más sencillo trabajar con ellas.
  • Limpia la calabaza: En esta parte no me refiero al paso de abrirla y sacar las semillas, sino a que debemos de limpiar el exterior muy bien.
  • Talla la tapa de la calabaza: Primero marca el círculo alrededor del tallo de la calabaza, luego con un cuchillo o una sierra grande de algún kit para tallar calabazas cortamos el círculo. Hazlo despacio y con cuidado para evitar accidentes. Este paso es recomendado que lo haga un adulto.
  • Saca las semillas de la calabaza: Ahora que hemos abierto la calabaza toma una cuchara grande, una boleadora de helado o espátula del set para tallar calabazas. Limpia y saca todas las semillas, fibras y pulpa. Este es un trabajo difícil y que toma tiempo, en esta parte podemos dejar que nos ayuden los pequeños, pero siempre con un adulto supervisando.
  • Dibuja la cara de la calabaza: Puedes utilizar un stencil para marcar la cara de la calabaza o dejar correr la imaginación y creatividad de los pequeños y que hagan sus propios diseños (yo prefiero la segunda opción).
  • Corta la cara de la calabaza: Con uno de los cuchillos para tallar más pequeños con mucho cuidado corta cada uno de los elementos de la cara de la calabaza. Aquí podemos trabajar con los niños, pero siempre y cuando esté un adulto acompañándolos.

Esta es una muy resumida manera de tallar una calabaza, que espero les funcione. Como les comento a mi me encanta realizar esta actividad con mis hijos ya que es muy divertida y creamos algo que a ellos les gusta y los resultados son excelentes decoraciones para la Noche de Brujas.

Happy Halloween everyone!
Compra el Look

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.