Para Resort 22 las colecciones de los diseñadores nos dejaron claro que el color blocking está de regreso. Vibrantes tonalidades se apoderan de nuestros armarios para crear combinaciones contrastantes.

Una de las verdades absolutas es que la moda es cíclica. Lo que se llevaba ayer se volverá a usar mañana, y lo que estamos usando hoy se llevó hace algunos años. Sí, la moda va y regresa. Estas últimas temporadas hemos visto un renacimiento en la fascinación por la moda de los noventa y la primera década de los dos mil. Esas siluetas, textiles y estética irreverente y tan característica de los años cuando todos llevábamos flip phones, mini bolsas y scrunchies en nuestras coletas. Pero para la temporada Resort 22 una de las grandes tendencias que se vieron en las colecciones fue el color blocking.

La tendencia del color blocking no es nueva, si revisamos los almanaques de la moda podemos encontrar registros de esta que datan de los años 60. Una de las primeras, o quizás la primera, prenda de moda con esta tendencia es el mítico vestido Mondrian de Yves Saint Laurent. El emblemático vestido en línea A de seda y jersey es un claro ejemplo de lo que la tendencia color blocking busca. El color blocking tiene como objetivo crear un conjunto que combina al menos dos colores atrevidos y, a menudo, contradictorios que dan como resultado un atuendo llamativo y emocionante. Desde entonces hemos visto esta tendencia convertirse en una de las favoritas de diseñadores emergentes y establecidos, es una tendencia que permite el uso de tonalidades vibrantes y jugar con combinaciones poco comunes, lo que da como resultado atuendos realmente intrigantes y llamativos. 

La última vez que vimos esta tendencia colocarse entre una de las favoritas de las fashionistas fue en el 2010 y los años que le siguieron. En estas fechas las pasarelas se llenaron con looks de dos o más colores contrastantes para dar como resultado un outfit que realmente funcionaba. Esta fue una época en la que la gente buscaba regresar un poco de alegría a la cotidianeidad – después de los tristes y deprimentes años de la recesión del 2008 – y la mejor manera fue a través de prendas coloridas. Hoy estamos viviendo una situación similar, en donde buscamos llenar de felicidad nuestros días y una de las mejores maneras es con un poco de color en nuestros armarios.

Para la temporada Resort 22 vimos esta tendencia en diferentes diseñadores. Propuestas donde se juega con la intensidad de una misma tonalidad como lo propuso Riccardo Tisci en Burberry o un juego de colores complementarios (azul – amarillo) como lo presenciamos en Nina Ricci. Vimos opciones bicolores en Proenza Schouler, No. 21 o Moschino; y looks que combinan tres o más tonalidades en las colecciones de Valentino, Tory Burch o Monse. El color blocking puede ser en colores de diferentes tonalidades, pueden ser pasteles como en Missoni, en neón o en tonos más vivos como en Louis Vuitton.

Esta es una tendencia que a primera vista parece sencilla de lograr, combinar una blusa en color naranja con unos pantalones en tono azul eléctrico, pero es más difícil que eso. Es una tendencia en donde la línea entre lo chic y lo kitsch es muy delgada.  Recuerda que para ser genial tienes que empezar con lo básico, así que empieza incluyendo prendas pequeñas pero coloridas en tu outfit y luego aumenta la audacia. Si es la primera vez que llevas esta tendencia y no quieres algo extravagante combina un atuendo de básicos (jeans y camisa blanca) con una chamarra de color vibrante y una bolsa en un color contrastante. Si ya te sientes más segura, mezcla diferentes colores (dos o tres), pero para lograr la cohesión, intenta repetir tonalidades en el look. Por ejemplo, me puse una blusa de terciopelo morado con unos pantalones amarillo canario de talle alto, unos pumps verde neón y un cinturón naranja pálido; para completar el look escogí un bolso Boy de Chanel en el mismo tono naranja que el cinturón. Este pequeño detalle aportó un poco de unidad a todo el conjunto.

Sin duda es una tendencia muy vivaz y que de solo verla nos llena de felicidad. Así que atrévete e incorpora un poco de color a tu guardarropa, pues es el color blocking llego para quedarse.

Compra la tendencia

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.