El estampado polka dot está experimentando una fuerte reaparición en las últimas temporadas. Varios diseñadores han decidido plasmar lunares en diferentes prendas y accesorios para Pre-Fall 21.

Un estampado que data de 1850 (más o menos) y obtuvo su nombre, polka dot, de la famosa danza de la polka. Durante esta época este tipo de baile se popularizó en toda Europa y el estampado de lunares que llevan los bailarines cobró furor igual que la danza misma. Posteriormente en los años 40, Christian Dior eligió este print para sus creaciones de su icónica colección de 1947 donde presentó el ‘New Look’. Después en los sesenta el estampado polka dot regresó a la cultura popular y hasta personajes como Minnie Mouse se dejaron seducir por los lunares. A finales del Siglo XX diseñadores como Valentino, Carolina Herrera y Escada enamoraron al mundo con sus vestidos llenos de puntos.

Esta tendencia siempre me recuerda a la infame villana de los 101 Dálmatas, Cruella de Vil, una de las mujeres más elegantes y mejor vestidas de Disney. Otra imagen que me viene a la mente cuando pienso en el estampado polka dot es Julia Roberts en Mujer Bonita, esa escena donde Vivian Ward asiste al juego de polo en un hermoso vestido chocolate con lunares blanco, sencillamente uno de sus mejores looks.

El estampado polka dot tiene un poder camaleónico que le permite estar presente en prendas para el día al igual que piezas para la noche. Podemos llevarlo en un vestido de cocktail en capas de tul con lunares rojos como lo propone Elie Saab para una noche de fiesta o llevar este estampado en un traje gris de dos piezas con lunares blancos de Max Mara perfecto para la oficina. Un estampado que nos otorga un toque juvenil y alegre a través de la combinación de diferentes colores vibrantes y contrastantes. Por ejemplo, el vestido con mangas oversize en rosa con lunares negros de Balenciaga, o el camisero con lunares de diferentes colores sobre blanco de Carolina Herrera, pero también en la clásica combinación blanco y negro como lo vemos en Saint Laurent o Giambattista Valli.

El polka dot print es atemporal, hoy puedes buscar un vestido de los sesenta y hacerle algunas ligeras modificaciones del talle, silueta y dobladillo para lucir sensacional. O con los accesorios correctos puedes darle un toque más chic a tu outfit. Anímate y déjate seducir por los lunares, yo ya lo hice y creo que como Cruella dijo “I look wonderful in spots”.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *