Su última colección se convertirá en el uniforme de las it girls inspirado en la escena de las noches de Nueva York: fresco, joven y sexy. 

Su trabajo distintivo despertó el interés de los íconos de la moda y las celebridades que están catalogadas como risk takers, incluidas Beyonce, Rihanna, Lady Gaga y Kim Kardashian, quienes fueron sus primeras seguidoras. LaQuan Smith ha sabido crecer en el gusto de las fashionistas más arriesgadas que estamos en constante búsqueda de nuevos creativos y piezas que se sientan como un statement. 

Desde su debut formal en 2013, la marca ha sido aclamada por su interminable entrega de prendas con detalles distintivos. Smith ha cultivado una clientela que se extiende por todo el mundo, desde Queens (donde nació) hasta Londres. Para su colección FW22 presentada ayer durante Fashion Week en NY, regresó a sus éxitos más sonados -y sexies- no sin antes haber pedido tener un minuto de silencio en memoria de André Leon Talley, el ex-editor de Vogue US que cambió la industria de la moda gracias a su estilo y apoyo incondicional a los creadores negros. 

El primer look corrió a cargo de Julia Fox, la it-girl del momento y recién convertida en ex-novia de Kanye West, quien desfiló un vestido ultra entallado con cuello de tortuga y cortes estratégicos en el escote. “Esta colección fue realmente sobre el renacimiento de la ciudad de Nueva York y la celebración de la vida nuevamente”, dijo Smith. “Quería crear una colección que diera a las mujeres una sensación de esperanza y celebración”. 

Sin dudarlo, Smith quiere crear la pauta para el factor sexy del próximo otoño y garantizar el regreso del glamour divertido y, por supuesto, atrevido. Esto dio como resultado un montón de looks con lentejuelas, fabulosos abrigos de visón y faldas extremadamente cortas, como una versión moderna de la estética Studio 54. Las prendas fueron presentadas en una paleta de colores neutrales, combinada con dorados, rojos y azules electrizantes. Los jumpsuits cubiertos de lentejuelas o de visón se combinaron con pantalones de talle bajo que dejaban al descubierto los huesos de la cadera. Los vestidos eran cortos con escotes en V profundos, mientras que su versión de pantalones de cuero venía con cierres haciendo referencia a las chamarras moteras. 

Entre mis favoritos estuvieron un conjunto de punto en color lavanda con un bralette negro y el abrigo tenía un cuello de visón. Súper sexy, súper cómodo y súper instagramebale. También me encantaron dos looks en tono escarlata, uno estaba formado por un bodysuit transparente a juego con una falda de inspiración flamenca; el otro, un vestido ceñido de manga larga que estaba coronado por un sombrero de fur muy al estilo Pamela Anderson en los 90s. Y por supuesto: ¡los jumpsuits! Mis predilectos fueron uno dorado de lentejuelas y uno en color camel con muchos drapeados y aperturas precisas. Finalmente, el conjunto de pantalones con bomber jacket ambos bordados con lentejuelas rojas. 

“Estoy ofreciendo piezas que son atemporales, que las mujeres pueden incorporar y ser el centro de atención cada vez que salen”, comentó Smith, además de sostener que su cliente no quiere prendas básicas. No podría estar más de acuerdo con él, luego de estar en lockdown por tanto tiempo, nadie quiere ser básico. ¡Al menos no yo!

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.