Uno de los ingredientes más deseados lo encontramos en las profundidades del océano. Las algas son uno de los componentes más populares para los productos de belleza gracias a sus muchos beneficios.

Recientemente me crucé con un producto que me llamó mucha la atención, el Marine Serum de Spa Technologies, pero no solo por los impresionantes resultados que he obtenido al incluirlo en mi skincare routine sino por los ingredientes que vi que contenía. El que más me llamó la atención fueron las algas marinas, por esta razón decidí sumergirme en el beauty universe e investigar un poco más sobre este ingrediente milagroso.

El océano cubre el 70% de la superficie de nuestro planeta, y en este inmenso cuerpo acuático encontramos uno de los ingredientes más utilizados en la industria del skincare. Las algas son uno de los organismos más importantes que encontramos en el fondo del mar, estás producen más del 50% del oxígeno del planeta, podríamos decir que son tan indispensables para la vida como el sol o el agua. Además de sus muchos beneficios para nuestro planeta, las algas también se utilizan en diferentes industrias, podemos encontrarla desde la industria gastronómica y alimentaria hasta la industria energética. Ellas realmente son seres milagrosos.

Las algas son ricas en vitaminas, aminoácidos, proteínas, hierro, lípidos, calcio y minerales, por esta razón han formado parte de los ingredientes más utilizados en la industria de belleza desde los años 60. Las encontramos en cremas, sueros, mascarillas o pomadas, al aplicar algún producto que contenga algas entre sus componentes, este nos permite que las propiedades benéficas de estás se transfieran de manera topológica a nuestra epidermis. Todas estas ventajas ayudan a mejorar el estado de nuestra piel, recuperar su salud y potencializar su belleza natural sin importar el tipo de cutis que sea. Claro que como cualquier producto de belleza nuevo debemos de tener cuidado y siempre consultar previamente con nuestro dermatólogo para evitar cualquier irritación o reacción, recordemos que todos somos diferentes y por ende los efectos que podamos tener a ciertos productos varían.

Entre los beneficios que tienen las algas en nuestra piel encontramos los siguientes.

Hidrata la piel

El cutis está en constante deshidratación por los contaminantes externos, la exposición al sol o las altas temperaturas. Una piel deshidratada causa que nuestra apariencia se vea opaca y cansada además de craquelada, por eso es importante buscar productos que nos ayudan a hidratarnos. Los productos que contienen algas rojas son excelentes para mejorar la hidratación del cutis gracias a las altas cantidades de vitaminas, proteínas y minerales. Otro tipo de alga que es muy benéfica para hidratar es la espirulina, sus niveles de clorofila ayudan a limpiar y humectar, ayudándonos a mejorar la apariencia de esta.

Elimina las manchas

Una de las características de las algas es ayudar a desaparecer las manchas en la piel. Con el paso del tiempo – gracias al acné y la contaminación – tienden a aparecer imperfecciones y manchas en la epidermis. Estudios e investigaciones han demostrado que las algas – rojas, cafés y verdes – contienen grandes cantidades de Vitamina C por lo que resultan en ingredientes perfectos para ayudar a la desaparición de este tipo de imperfecciones. La Vitamina C nos ayuda a recuperar un brillo natural en la piel y disminuir la hiperpigmentación que ocasiona las manchas en el cutis.

Disminuye la inflamación

La inflamación puede ser el resultado de diferentes problemas epidérmicos, desde acné, sunburns o hasta dermatitis. El tipo de alga que conocemos como seaweed – macroalga en español – es altamente efectivo para contrarrestar la inflamación en nuestra piel. Los metabolitos que encontramos en las algas ayudan a disminuir la inflamación ayudándonos a mejorar el estado de nuestro cutis. Otros tipos de algas que han resultado efectivo como desinflamatorias son la Chlorella y la Ulva. Aplicar una crema con algún tipo de alga ayudará a calmar la inflamación y el enrojecimiento de la piel.

Protege contra el sol

Uno de los mayores causantes de los problemas de nuestro cutis es el sol, los efectos y estragos que puede causar en nuestra piel son muchos. Por eso es importante que nunca salgas sin algún tipo de protector solar a la calle, pero para agregar un poco de protección extra incluye productos en tu rutina que contengan algas. Específicamente la Gelidiella – un tipo de alga roja – cuyas propiedades la convierten en un protector de rayos UV natural. Los aminoácidos que encontramos en las algas ayudan a disminuir el efecto de los rayos UV en la piel, pero recuerda que no son sustitutos de un buen protector solar sino un complemento.

Reduce la aparición de arrugas y líneas de expresión

Conforme nuestro cuerpo va envejeciendo la producción de colágeno disminuye causando la aparición de líneas de expresión. Las algas nos ayudan a contrarrestar los efectos y así disminuir las líneas de expresión. Las algas nos ayudan a disminuir la deterioración de las enzimas que producen el colágeno, ayudando a que la firmeza de la piel continúe de manera natural. Entre los tipos de algas que funcionan mejor para combatir las líneas de expresión encontramos a las algas pardas, verdes y azules. Las algas contienen astaxantina, un componente que es más benéfico que la Vitamina C lo que las convierte en poderosos antioxidantes.

Así que la próxima vez que estés comprando los productos para tu rutina de cuidado de la piel recuerda que las algas son ideales para mejorar y restaurar la salud de tu cutis. Así que investiga, consulta a tu médico y encuentra la manera perfecta de incluir este ingrediente en tu skincare, estoy segura qué tendrá resultados maravillosos en tu piel.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.