Un buen par de zapatos tiene la capacidad de convertir un día lluvioso en uno feliz. Pero los más místicos y encantadores son los que se cubren en un tono rubí, aquellos que son joyas para nuestros píes.

Hay muchos zapatos icónicos, como olvidar las legendarias botas Chanel de Andy Sachs, la zapatilla de cristal de Cenicienta o los Manolo Blahnik en satín azul con los cuales se compromete Carrie Bradshaw. Hay muchos zapatos que se han colocado en nuestra mente y son parte de la cultura popular, pero ningún par de zapatos es tan famoso como las zapatillas rubí con las que regresa a casa Dorothy Gale en el Mago de Oz.

Y es que esas zapatillas con kitten heel y detalle de moño al frente cubiertas en paillettes rojos centelleantes han sido inspiración para muchos dentro de la industria de la moda. La historia detrás de los famosos zapatos también está llena de magia, pues en el cuento original las zapatillas eran plateadas, pero para la película – una de las primeras hechas con la tecnología Technicolor – decidieron cambiar el color para darle más presencia en el filme al icónico calzado. Y no podría haber sido una mejor decisión, porque el par de zapatos que tanto codiciaba la Bruja Mala del Oeste se convertiría en una leyenda tan grande como los personajes de la historia misma.

Pero los zapatos rojos – o rubíes – no solamente han aparecido en la película del Mago de Oz (1939). Hemos visto a diferentes personajes llevar un par de stilettos o zapatos en esta tonalidad en un sinfín de películas, como olvidar a Marilyn Monroe y Jane Russell en Los caballeros las prefieren rubias, las plataformas de terciopelo que lleva Jane Foster en Taxi Driver o en el clásico de 1978 Vaselina donde en la escena final Sandy eligió un par de zapatos tipo mules en un tono rojo vibrante. La fascinación por un par de zapatos rojos va más allá de la pantalla chica o grande, este color de zapatos ha sido usado por bailarinas, reyes, papas y celebridades. Son un calzado que denota poder, sensualidad, libertad, magia y seducción.

Por estas razones un buen par de zapatos en tono rojo, rubí o carmesí debe de ser parte del guardarropa de cualquier mujer. Un par de pumps rojos puede elevar cualquier look de aburrido a memorable, unos kitten heels en este color harán que tu everyday outfit cambie radicalmente otorgándole un aire de sensualidad o unas botas altas te otorgarán un allure mágico y enigmático.


Compra mi Wish List

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.