La semana de la moda de Nueva York ha comenzado. El primer día fue una mezcla de glamour y energía transmitidos a través de las colecciones Primavera 22. ¡New York Fashion Week está de regreso y más fuerte que nunca! 

¡Wow! No me había dado cuenta de lo mucho que extrañaba Fashion Week y toda esa adrenalina que te invade mientras corres para llegar a una presentación o al siguiente desfile. La primera parada siempre es New York Fashion Week y debo confesar que es increíble ya que combina todo lo que una semana de la moda representa con una de las ciudades más caóticas del mundo. Pero todo ese caos genera una belleza inigualable. 

El primer día de New York Fashion Week cumplió perfectamente y superó nuestras expectativas. Abriendo la semana de la moda nos encontramos con Ulla Johnson, la diseñadora neoyorquina presentó su colección en el Jardín Botánico de Nueva York – el primer desfile en esta locación –, donde los vestidos eran una extensión de la hermosa e impresionante flora que rodeaba a los invitados. El magnífico diseñador Peter Dundas presentó su colección para la marca americana Revolve, en donde las prendas transmitían toda la sensualidad y el glamour característico del ADN del creativo. También vimos el debut en pasarela de Peter Do, aunque la firma en menos de dos años se colocó como una de las favoritas es hasta esta temporada que decidió presentar durante NYFW y la espera valió la pena. Desde la locación – Greenpoint, Brooklyn con el skyline de Manhattan de fondo – hasta las elegantes prendas crearon una ambientación sencillamente perfecta.

De todos los desfiles que se vivieron durante el primer día hubo dos que captaron mi atención y sencillamente me enamoraron. Donde las prendas eran un testamento a la maestría de los diseñadores y simplemente eran la perfecta definición de lo que New York Fashion Week representa, estilo atemporal y elegancia moderna.

Proenza Schouler

Esta marca nacida en el 2002 rápidamente se convirtió en una de las favoritas de todas las amantes de la moda, conquistó las críticas y se posicionó como el estandarte de las nuevas generaciones de It girls. El dúo dinámico detrás de Proenza Schouler son Jack McCollough y Lazaro Hernandez, quienes logran crear un balance perfecto de sus raíces en cada uno de sus diseños (Tokio y Miami respectivamente). Su estética es una mezcla entre el minimalismo y funcionalidad japonesa con colores y estampados vibrantes que nos recuerdan a ese sabor latino de Miami. 

Para presentar su colección de Primavera 22 los Wunderkindz eligieron el nuevo paraíso de Nueva York, Little Island. The Amph – el anfiteatro que encontramos dentro de este parque flotante a las orillas del Río Hudson – se convirtió en la pasarela para la firma estadounidense. La escena fue perfecta, un momento mágico ya que mientras las modelos desfilaban el sol se ocultaba en el horizonte tiñendo de tonalidades naranjas y rojizas todo el anfiteatro. Uno de los highlights de la pasarela fue el momento en que Gigi Hadid salió enfundada en un vestido con estampado artsy en colores azules y amarillos sobre unos pantalones negros, combinados con una pechera negra y un par de sandalias Peep Toe blancas.

Para Primavera 22, Lazaro y Jack nos proponen ropa minimalista y vanguardista. Clásicas piezas fueron recreadas y modernizadas, por ejemplo, la gabardina nívea en silueta oversize para otorgarle mayor fluidez al caminar. Continuando con este espíritu de movimiento vestidos tejidos fueron engalanados con detalles de fringe que elevaban las piezas a un nuevo nivel. Prendas drapeadas, vestidos con cutouts, faldas plisadas y estampados abstractos que se asemejan a flores acuáticas, caminaron por la pasarela mientras la música épica creaba una atmósfera surrealista única. La colección estuvo impregnada de una paleta de colores que parecían salir de la puesta de sol. El desfile fue una verdadera fantasía sobre el agua.

Prabal Gurung

Otro de los niños maravilla que han egresado de la prestigiosa Parsons School of Design. Su firma homónima es un reflejo del mismo diseñador, ambos combinan lo mejor de Oriente con lo mejor de Occidente. Prabal Gurung nació en Singapur y después decidió hacer su hogar en la Gran Manzana. Su firma se ha caracterizado por diseños femeninos que enaltecen la silueta de la mujer, pero más allá de que las hagan ver hermosas su objetivo es enfundar a las mujeres en ropa que las hagan sentir seguras, poderosas y auténticas. 

Su colección para la temporada de Primavera 22 es una celebración al ADN de la marca. Titulada “American Girl” es una colección que nació después de una ardua introspección para responder las preguntas ¿qué significa ser mujer? ¿qué es femenino? ¿qué representa ser americano? Son todos estos elementos los que funcionaron como punto de partida para el diseñador al momento de crear sus diseños para la próxima temporada. El resultado fue una explosión de optimismo y celebración a la vida, en donde cada look es un homenaje a la femineidad a través de las siluetas que acentúan la figura natural de la mujer y a la ciudad que el diseñador llama hogar, Nueva York, pues a través de la paleta de colores vibrantes nos recuerda a las luces de los gigantes de acero de la Gran Manzana. 

De este desfile es importante mencionar que el casting de modelos fue una verdadera representación de nuestra sociedad moderna. Vimos a la elegante Precious Lee desfilar enfundada en un vestido rosa bubble gum, a los mexicanos Magdaleno Delgado y Marsella Rea, la cantante de Nepal Varsha Thapa y la bella modelo afroamericana Saibatou Toure.

Foto: sophiesahara

Vestidos en organza rasgada a mano para crear la ilusión de plumas, sacos en naranja neón con péplum que le otorgan una femineidad a una pieza masculina y vestidos drapeados con estampados florales. Una sinfonía de hermosas prendas que destacaba contra el oscuro cielo nocturno de Nueva York, tan cautivadora como la música de piano que tocaba Chloe Flower. El desfile perfecto para cerrar el primer día de New York Fashion Week.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.