El cuero cabelludo es el nuevo punto focal de nuestras rutinas diarias de skincare. Gozar de una buena salud capilar comienza desde su cuidado y el invertir en los mejores productos para lograrlo debería de ser una de nuestras prioridades de belleza.

Si de belleza hablamos, lo hacemos muy poco del cuero cabelludo. Casi siempre, y a muchos, se nos olvida incluirlo cuando hablamos de los tratamientos que nos aplicamos o hacerlo parte vital de nuestras rutinas de skincare. De la misma manera que cuidamos nuestra piel para conseguir que luzca joven y tersa, así deberíamos de tratar a nuestro cuero cabelludo, que al final del día es una extensión de nuestra dermis. Gozar de una buena salud capilar comienza desde ese cuidado y el invertir en los mejores productos para lograrlo debería de ser una de nuestras prioridades dentro de nuestras metas de skincare

Hay una relación estrecha entre la piel del cuero cabelludo y la raíz del cabello, es decir, si está inflamada, con residuos o irritada, es obvio que el folículo piloso lo va a interpretar como una agresión y saltar ese pelo que sujeta hasta que las condiciones sean óptimas. Aquí la razón de la pérdida de cabello, así como otros padecimientos como su adelgazamiento o frizz. Si mantenemos sanas las raíces nos aseguramos del buen crecimiento de nuestras melenas, así como de su brillo. 

En la cabeza se acumulan restos de piel en forma de escamas, mismas que son necesarias eliminar para su regeneración. Además, se produce sebo que hidrata el cuero cabelludo y protege la fibra capilar, pero si no se regula, puede causar un taponamiento folicular que se traduce en un pelo seco, apagado y sin brillo. Conociendo todo lo anterior, ¡llegó el momento de ponernos manos a la obra con su cuidado!

Primero, hay que buscar un buen exfoliante adaptado a tu tipo de piel, este debe de usarse una vez por semana, y en algunos casos, hasta tres, sobre todo si se presenta dermatitis seborreica. Debes preguntarle a tu dermatólogo cuál es la frecuencia con la que debes de aplicarlo, y entender que la exfoliación es parte de la higiene de esta zona del cuerpo, y que puede facilitar la acción de determinados tratamientos que se apliquen después. Uno de ellos, son los aceites que se pueden emplear de forma mensual ayudados con los cepillos masajeadores, está comprobado que aplicarlos con movimientos sobre el área activan la circulación que ayuda a fortalecer la fibra. La vasodilatación que se da con los masajes al cuero cabelludo contribuyen a que se absorban mejor los productos y tengan una mayor eficacia.  

También, puedes optar por tratamientos de cabina y spas, de la misma manera en que vas a hacerte un facial. Por ejemplo, para los problemas fuertes de caída de pelo existen los protocolos de plasma rico en plaquetas para apoyar la regeneración de los folículos pilosos. Otra opción para estimular el crecimiento es el empleo del láser a baja potencia o el tratamiento Keravive de Hydrafacial que gracias a su tecnología limpia a profundidad y exfolia el exceso de grasa. Así nuestro pelo puede crecer fuerte y libre de impurezas. 

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *