Claves básicas para cuidar a tu piel después de tomar el sol

Luego de unas sesiones de bronceado y de capturar vitamina D bajo el sol, la piel suele maltratarse y necesitar un extra punch de hidratación así como de cuidados. A todos nos encanta ese color tostado que nos dan las vacaciones, pero detrás de ese color moreno se esconde una tez seca y rugosa, que causa un envejecimiento prematuro. En esta entrada del post te quiero compartir algunos trucos infalibles para recuperar su brillo y extender su tono dorado. 

El no cuidar tu piel afterun de manera adecuada puede provocar manchas, pecas, arrugas, y en el peor de los casos, cáncer de piel. Por ese motivo, después de un día de playa o alberca o, simplemente, de hacer turismo bajo el sol, tratar tu piel es primordial tanto para conservar el bronceado como para prevenir el  envejecimiento prematuro de la dermis. Te dejo algunos consejos para hacer, estoy segura de que tu piel quedará radiante luego de esas exposiciones a los rayos del sol. 

Una de las grandes dudas es saber cómo hidratar la piel luego del sol, lo ideal es usar una capa de aftersun ya que las funciones de ese tipo de producto es calmar la piel, repararla, rehidratarla y volverla mucho más fuerte para protegerla de las exposiciones solares. Muchos de estos productos están hechos a base de Aloe Vera, el contar con polisacárido natural es la mejor manera  para cuidar nuestra piel después de tomar el sol. Luego de aplicar el aftersun, puedes continuar con tu tratamiento habitual de skincare. 

Otro truco maravilloso para tener la piel fresca y sana es usar una mascarilla de ácido hialurónico, que logra actuar con un efecto aftersun, la puedes aplicar -sobre todo- en el rostro y dejarla actuar durante la noche. Esto va a combatir la aparición de los radicales libres en nuestra piel. Además, puedes sustituir tu crema de noche por una capa de este tipo de mascarillas. No te olvides del cuidado de tu cuero cabelludo, puedes aplicar ampolletas al final del día con tratamientos que lo hidraten, y de igual modo, dejar reposar durante la noche para que tengan mayor efecto. Para su aplicación, opta por un peine de cerdas gruesas para una mejor distribución del producto, verás toda la diferencia por la mañana después de lavarlo. 

Para proteger nuestro bronceado y poder presumir por más días luego de haber regresado de las vacaciones, la clave es la hidratación. El bronceado solo existe en las capas superiores de la piel, para cuidarlo y prolongarlo es necesario hidratar la piel a conciencia para evitar que se pele, se reseque y tengamos envejecimiento prematuro. Utiliza el aftersun no solo durante los días de playa, también luego de haber regresado y súmalo a un buen hidratante en versión crema o aceite. Una buena alternativa es escoger productos que contengan ingredientes como el inositol, y la tirosina. Disfruta de tus vacaciones al tiempo que cuidas tu piel para mantenerla saludable y radiante. 

XO

Sira

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.