Tú, yo, todos hemos visto las pasarelas y nos hemos puesto a pensar: “¿Un suéter de peluche en una colección de verano?”, y sí, cada vez es más común ver piezas de materiales asociados a los climas fríos en los shows de las temporadas calurosas. ¿Qué tal si les damos una oportunidad? 

Terciopelo: allí donde lo veamos, suele ser una textura que tenemos (no me dejarás mentir) fuertemente asociada al invierno, quizá hasta muy ligada a la Navidad. Estoy segura de que entre tus fotos de la temporada o entre tus recuerdos, encontrarás la imagen de algún familiar vistiendo botas, una chamarra o un vestido de este material. Es inevitable, y también resulta bastante charming

Últimamente, el terciopelo ha estado apareciendo más y más en las colecciones de Primavera/Verano (o, simplemente, en el street style de la temporada), abriéndose paso, en forma de vestidos estructurados o slingback pumps, entre otra de las constantes favoritas de los diseñadores: los destellos, que, por suerte, son ideales para cualquier ocasión. En serio, pruébalo. Desde pequeñas piedras brillantes bordadas en vestidos de cóctel entallados, pasando por faldas de tejido de pedrería, hasta mini vestidos de croché con cristales cosidos a mano y pumps de efecto cristalizado en tono rosa (que está cobrando inusitada fuerza últimamente), el glamour del fulgor viene con toda la fuerza necesaria para conquistar los looks de fiesta, de gala, casuales o donde prefieras usarlas. Combinadas con algunos elementos en velvet, serán todo un triunfo. 

La lana, el pelo, el tejido de punto y la piel de oveja son otros de esos materiales y técnicas que tenemos relegados al invierno, pero que son perfectos para llevar en cualquier temporada, más si llegan en forma de piezas como lo podría ser un mini vestido, o como accesorios afelpados, de esos que no dan ganas de soltar por su suavidad. La opción también puede ser una chaqueta de shearling, que si combinas con una falda minimalista (para combatir el calor), estarás añadiendo un toque de textura a tu outfit que te hará lucir increíble. 

Los flecos, volantes y plumas son ideales para añadir la sensación de ligereza y movimiento a cualquier outfit, por eso también se encuentran entre mis complementos favoritos para llamar la atención y dejar que tu estilo hable por ti. Por ejemplo, ¿qué opinas de la combinación de botas moradas de terciopelo (altas, por supuesto), una falda de croché con flecos y una camisa de manga larga con hombros descubiertos? Pues es posible, y por eso he juntado toda una selección de prendas que te permitirán lucir los clásicos del invierno en verano con toda la seguridad y comodidad del mundo. 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.