Dior, de la mano de Maria Grazia Chiuri, nos transporta al Partenón y nos invita a imaginarnos como diosas griegas en cada una de las piezas que recorrieron su pasarela de Crucero 2022. ¡Un destino paradisíaco del cual no queremos irnos!

Es momento de volver a poner nuestra mente en modo vuelo y comenzar a imaginarnos en destinos tan lejanos como Grecia. Al menos Dior ya lo hizo y su desfile de Cruise 2022 es prueba de ello. Su colección tuvo como escenario el Estadio Panatenaico de Atenas con los templos de la Acrópolis y el Partenón elevándose a la distancia. Las piezas inspiradas en Grecia, resultaron en un poema al verano y a la historia helénica, en las cuales se destacan la maestría artesanal.

Los looks van desde vestidos fluidos en tonos blancos hasta trajes de pantalón con una estética náutica, muy elegante. La mente creativa detrás de Dior es también la primera mujer al frente de la maison francesa, Maria Grazia Chiuri se ha encargado de dotar de altas cargas de feminidad las entregas de la casa. Para esta colección, Maria Grazia tuvo como objetivo crear prendas que celebran lo que significa ser mujer. Para hacerlo, viajó por toda la antigua Grecia para investigar y descubrir los aportes de las mujeres a través del tiempo; visitó las ruinas de la Edad de Bronce del Palacio de Knossos y el Museo Arqueológico de Heraklion en la isla de Creta, así como las ruinas de Akrotiri en Santorini y Delfos. Todo lo que estuviera en sus manos para hacer notar y honrar la importancia de las mujeres a lo largo de la historia. 

Cada pieza de esta colección es cómo si te imaginaras a las diosas griegas caminando lentamente sobre el mármol de las ruinas. Vestidos ultra femeninos, delicados y vaporosos que presentaron escotes strapless y otros más con hombros recortados. Sin lugar a dudas me puedo imaginar en una de las islas griegas, como Santorini, luciendo un impactante bronceado que contrasta con una de las piezas imaginadas por Maria Grazia. La colección está llena de blanco y de tonos neutros con acentos de llamativos toques de color; cada prenda nos transporta a un día de playa, a una tarde en velero hasta una cena con baile incluido.  

Además, se presentaron trajes de pantalones que nos hicieron recordar a Marlene Dietrich así como a su estilo que evocaba libertad y atemporalidad al mismo tiempo. Pantalones amplios junto con el motivo cannage en clave abstracta, nos hablan de una alianza entre la herencia y la modernidad para disfrutar -más que nunca- del movimiento sin restricciones. Personalmente me encantaron los vestidos de gasa tipo diosa griega, pero también disfruté de los conjuntos que me recordaron a una jugadora de tenis o de esgrima. ¡Muy ad hoc con los próximos Juegos Olímpicos!

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *