Los blazers dejaron de ser exclusivamente una prenda para la oficina para convertirse en un must de todos los armarios. Las siluetas estructuradas, muy de sastrería, ayudan a darle un toque de poder y elegancia a cualquier look que los incluya.

Tan solo basta ver a las A-listers, como Hailey Bieber o Bella Hadid, para entender que los blazers están en tendencia y que desde ya, son todo un clásico. Como anteriormente mencioné, los sacos han salido de las oficinas para posicionarse como una prenda básica para combinar -y combatir- los días de entretiempo. Si se asoman a mi feed de IG podrá ver las muchas variantes con las que los puedes llevar, ya que soy una aficionada declarada de la pieza que agrega aires masculinos y de sofisticación a cualquier outfit.  

Los blazers oversized pueden usarse con bikers shorts para lograr un look ideal para andar por la ciudad o para ir encima de un mini vestido y salir a cenar con amigos. Los blazers de cuero (real o sintético) dan un toque muy estiloso a los atuendos de noche. De momento puedes guardar las biker jackets en tu clóset ya que la pieza para agregar una capa a tus looks de día o noche, es en definitiva un blazer. Pero claro, hay diferentes clases de blazers, desde siluetas a materiales y fits. Los básicos son los de ajuste perfecto, muy de sastrería.

Hoy en día los encuentras en muchos colores y materiales, los hay tipo single breasted bottoms, de botones cruzados o de cuatro botones. Por supuesto, están los XXL o también llamados oversized, que dan esta sensación relajada y despreocupada, como si hubieras salido a las prisas y agarrado el saco de tu novio. Hablando de materiales hay de cuero, tweed, charol, lino y razo, entre mis favoritos. Además, hay algunos con acabados especiales como los bordados y con detalles de cristales o lentejuelas.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.