Un traje sastre es un básico del guardarropa de cualquier mujer. Para la temporada Otoño 21, las reglas de sastrería dejan de aplicarse para dar paso a un nuevo power suit femenino.

Hoy es muy común ver trajes de dos o tres piezas desfilar en las colecciones de los mejores diseñadores de moda para la mujer, pero no siempre fue así. El traje sastre fue una invención para el mundo de la moda masculina, pero con el paso del tiempo y el cambio en la sociedad de los roles femeninos lentamente se fue convirtiendo en una armadura para las mujeres. Coco Chanel es acreditada por crear el primer traje para la mujer en los años 20, su combinación de saco y falda de tweed fue una revolución para la moda femenina. Fue la primera vez en que una prenda masculina fue reinventada para lucir femenina. Años más adelante Yves Saint Laurent, en la década de los sesenta, decidió crear el primer smoking para las mujeres. Abriendo así una puerta en donde la mujer se empodera y al mismo tiempo posee un allure de sensualidad a través de una prenda masculina. De pronto un traje no solo era una pieza masculina se convirtió en una armadura para las mujeres, se transformó en el power suit de la mujer moderna.

No podemos decir que un traje es una prenda de tendencia, es un básico del armario de cualquier mujer. Temporada tras temporada vemos una diferente versión, y es durante las colecciones Otoño 21 que estamos viendo el nacimiento de una nueva era para el power suit femenino. La nueva tendencia para llevar un traje esta en dejar la paleta de color neutra e impregnarle un caleidoscopio de tonalidades. Colores energéticos que van desde el rojo fuego hasta el rosa chicle o el baby blue. Estos nuevos tonos convierten al power suit en una prenda camaleónica que se adapta al estilo de vida de la mujer moderna. Podemos combinarla con una playera blanca y unos sneakers para llevarlos a la oficina o llevar un traje con un bralette y unos stilettos clásicos para salir en la noche.

Hoy no hay reglas que se apliquen al traje sastre femenino. Los diseñadores han decidido que lo más importante es encontrar un power suit que se adapte a tu personalidad. Las opciones van desde trajes perfectamente hechos a la medida o podemos jugar con la silueta al usar prendas oversize y darle un look más casual. Al igual que la mujer contemporánea los trajes hoy se presentan en una amplia variedad de estilos, colores y siluetas. 

Un power suit debe de ser una pieza en la que te sientas cómoda, fuerte y libre. Es una armadura moderna que permite a las mujeres asumir cualquier desafío que este nuevo y valiente mundo les depare.

Compra la tendencia

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *