Cuidar nuestra piel es básico para mantenernos saludables. Una buena rutina de cuidado te permitirá tener una piel tan suave como la seda durante todo el año. 

Normalmente todos tenemos una rutina estricta de belleza para cuidar nuestra cara, que hemos ido perfeccionando a lo largo de los años. Esta se ha ido modificando con el paso del tiempo y los cambios de nuestro cuerpo. Aplicamos sueros hidratantes, hacemos rutinas de exfoliación y nos untamos aceites para desinflamar y quitar la irritación. Desafortunadamente mucha gente descuida el resto de la piel de su cuerpo. Pero no es difícil lograr tener una piel tan suave como la seda de pies a cabeza.

Cuidar nuestra piel es de suma importancia. En estos meses que el clima cambia tanto, un día hace mucho calor y al siguiente un frío gélido. El polvo, la contaminación, la humedad y el sol son factores que crean un ambiente estresante para nuestra epidermis. Todo esto puede causar flacidez, opacidad y decoloración en la piel de nuestro cuerpo.

Tener una rutina de cuidado para nuestro cuerpo va más allá de bañarse y aplicar una crema corporal hidratante. La piel descuidada puede tener una apariencia opaca y reseca, en mi opinión esto es un error fatal que debemos de evitar. 

Si ya tienes una rutina para tu cara lo más seguro es que los sencillos pasos que debes seguir para tener una piel tan suave como la seda y saludable se te harán súper fáciles de seguir. Aquí lo más importante es la constancia.

La temperatura correcta

El cuidado de la piel inicia desde el momento en que nos metemos a bañar. Uno de los factores más importantes es la temperatura del agua. Sé que muchos prefieren darse baños con agua caliente para relajarse, pero las altas temperaturas son muy dañinas para la piel. Crearán irritación y enrojecimiento, además de que le quita los aceites naturales al cuerpo y provoca resequedad.

Lo más recomendable es bañarse con agua a temperatura templada o fría. Un baño con agua fría tendrá muchos beneficios para la piel. Ayudará a cerrar los poros, tensará nuestra piel dándole más firmeza y nos ayudará a conservar la hidratación natural.

Limpieza verdadera

Limpiar nuestro cuerpo durante la ducha es un poco más complicado de lo que creemos. Debemos de elegir los productos correctos. Esto en gran parte depende del tipo de piel que tengamos; piel seca, piel grasa o piel mixta. También si nuestra piel es sensible, por ejemplo, debemos de elegir jabones más suaves y no tan abrasivos. Consulta con tu dermatólogo qué artículos funcionan mejor para ti.

Para limpiar nuestro cuerpo podemos elegir un gel de baño, te recomiendo probar el Deep Comfort Body Wash de Clinique o el Blanche Body Wash de Byredo. Si prefieres usar jabones en barra, una opción más eco-friendly, utiliza el J’adore de Dior o el Red Roses de Jo Malone.

Exfoliación profunda

Al igual que en la cara exfoliar es un paso clave en el cuidado de la piel del cuerpo. Este paso ayudará a que se eliminen las células muertas, nos facilitará remover los vellos corporales y nos dará una piel tan suave como la seda. También nos ayuda a mejorar la circulación y a que la piel absorba mejor los nutrientes de los aceites y cremas hidratantes.

Es muy importante que elijamos un exfoliante que contenga ingredientes naturales que no irriten tu piel. Intenta con el Exfoliating Body Scrub de Clarins cuya combinación de polvos de bambú y extracto de moringa nutre y suaviza o el Energizing Foaming Body Exfoliator de Sisley con sus esencias de romero y lavanda que ayudan a calmar la piel. Otros de mis favoritos son el Neroli Portofino Warming Body Scrub de Tom Ford y el Blu Mediterraneo Fico di Amalfi Body Scrub de Acqua di Parma.

¿Depilar o no depilar?

Esta es una decisión muy personal. Este paso puede resultar en enrojecimiento e irritación de la piel. Por eso es de suma importancia que lo hagamos con la piel de la zona a depilar húmeda, recomiendo hacerlo después de la regadera. Utiliza un rastrillo con múltiples navajas y siempre aplica crema para depilar en el área. Asegúrate de afeitarte en la dirección del crecimiento natural del vello, nunca en contra. Inmediatamente después de depilar aplica una crema humectante para contrarrestar la irritación.

Hidratar es la clave

Es esencial que hidrates tu piel. Después de la limpieza y exfoliación la piel de tu cuerpo está lista para absorber una efectiva y buena crema hidratante. Al ser el cuerpo es posible que busquemos una crema un poco más pesada con aceite de almendra o coco. Pero recuerda que dependerá de tu tipo de piel.

Las cremas hidratantes que me han dado mejores resultados son All-purpose Cream de Egyptian Magic y Anti-Aging Body Cream de Dr. Barbara Sturm. Butta Drop Whipped Oil Body Cream de Fenty Skin y Fabgirl Firm Body Cream de Bliss, también son un must en mi botiquín. Pero recuerda que una crema hidratante es algo muy personal y debes de encontrar aquella que te haga sentir la piel ligera e hidratada.

Máxima protección

Finalmente, y un paso que muchos nunca hacemos, es utilizar un protector solar. Por lo regular la gente en ciudades no tienen la costumbre de ponerse protector solar en su día a día. ¡Grave error! No por no estar en el sol por periodos de tiempo prolongados no significa que no recibas los estragos de los rayos ultravioletas.

Siempre busca protectores solares con un alto SPF y aplica unos 15 minutos antes de salir a la calle. Las opciones que creo funcionan mejor y no se sienten tan pesadas en la piel son el EltaMD UV Active Broad-Spectrum SPF 50+ de EltaMD y la loción Anthelios Melt-in Milk Body & Face Sunscreen SPF 100 de La Roche-Posay. Otras opciones que he probado son el Glow Oil SPF 50 PA++++ de Supergoop! y el Protection Sport SPF 50 de Dermalogica.

Esta es una sencilla rutina que puedes incluir en tus mañanas para mejorar la piel de tu cuerpo. No solo te concentres en la rutina de cuidado de tu cara o cabello, el cuerpo es igual de importante y debe de lucir igual de radiante. Con estos pasos te aseguro que tendrás un cuerpo con una piel tan suave como la seda. ¡Además te sentirás sana y radiante!

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.