Como parte de  la temporada de desfiles de moda de cruceros, Alessandro Michele abrió las puertas a sus invitados para explorar la “Cosmogonía” desde un espectacular castillo en Puglia y otorgarles un regalo celestial.  

Como parte de las celebraciones de 100 años, la casa italiana de Gucci continúa mostrando su poderío con una presentación que tuvo lugar el día de ayer, titulada: Gucci Cosmogonie. Por supuesto, bajo la visionaria inventiva de su director creativo Alessandro Michele, quien revolucionó a la firma desde su llegada en 2015. Desde el nombre nos podemos dar una idea de lo que fue el show Resort 2023, la palabra Cosmogonie viene de la historia mitológica que explica cómo se formó el universo.   

El desfile tuvo cita en el Castel del Monte, famoso por su forma octogonal construido por el emperador Federico II de Subia y ubicado en lo alto de una colina en Apulia Murgia, al sur de Italia, a unos 540 metros sobre el nivel del mar. Por su ubicación privilegiada , el Castel del Monte representa la intersección de pueblos, culturas, civilizaciones y religiones que caracteriza a la región mediterránea.

La colección parte como inspiración de la amistad entre Hannah Arendt y Walter Benjamin,  los filósofos judio-alemanes quienes se conocieron en París huyendo de Alemania. En las notas de prensa del show, Michele compartió sus reflexiones sobre el trabajo de Benjamin, a quien elogió por su don para iluminar conexiones que de otro modo serían invisibles. “Lo que puede parecer, a primera vista, atomizado y disperso, como estrellas en el cielo, a los ojos de Benjamin se convierte en una asamblea de complicidad”, escribió Alessandro sobre su creencia de que todo está interconectado.

Los asistentes al show recibieron un regalo de bienvenida muy inusual y sobre todo, celestial. La marca adoptó una estrella para cada invitado, de modo que puedan recordar la experiencia de Gucci Cosmogonie cada vez que miren al cielo. Entre los invitados estaban Dakota Johnson, Lana Del Rey, Elle Fanning, Måneskin y Jodie Turner-Smith. Por supuesto que la estrella principal fue la ropa: vestidos de terciopelo, cuellos altos, botas que subían por toda la pierna, diseños que enseñan centímetros de piel de manera inesperada, capas y grandes sombreros… Un desfile que cerró con un vestido cubierto de estrellas y constelaciones. En definitiva, una celebración a la muy particular manera de ver la moda por parte de Alessandro. 

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *