La vestimenta es un medio de expresión que a lo largo de la historia de la humanidad se ha convertido en símbolo de diversos movimientos sociales. En diferentes ocasiones estos grupos en busca de una mejor sociedad han expresado su activismo a través de la moda. 

La industria de la moda muchas veces recibe críticas negativas por existir en una burbuja que está separada de lo que sucede en el mundo y de las problemáticas que afectan a la comunidad. Pero muchas veces es a través de la vestimenta que la sociedad y los grupos activistas demuestran su pensamiento e ideología a través de diferentes prendas. Un vestido o un color puede llegar a convertirse en símbolo de su lucha y una forma de expresar su activismo y apoyo a la causa.

Si analizamos la historia podemos encontrar varios ejemplos de cómo la moda se ha convertido en una manera de promover su activismo y lucha al mundo. A principios del siglo XX durante el movimiento de las sufragistas el color blanco se convirtió en una representación de su lucha, el movimiento que buscó el voto para las mujeres eligió este tono pues representaba la pureza de su lucha. Durante sus protestas cada uno de los miembros de este movimiento estaba enfundado de pies a cabeza en este tono. Este color se entrelazo tan fuertemente con el movimiento que actualmente es asociado con este y se sigue utilizando para expresar un sentimiento de apoyo a la lucha y búsqueda de equidad entre hombres y mujeres en la sociedad. Recordemos el icónico momento durante el discurso del estado de la Unión de los Estados Unidos de América en 2019 cuando las congresistas demócratas decidieron enfundarse en looks en tonalidades blancas como protesta al entonces presidente Donald Trump.

Las sufragistas no son el único movimiento que ha adoptado algún tipo de vestimenta como uniforme de su lucha. Pues el hecho de tener esta homogeneidad en el grupo fomenta el sentimiento de unidad y pertenencia, hace que cada uno de los integrantes del movimiento se identifique y sepa que no están solos. Otro ejemplo de este tipo de situaciones, en donde la moda se convierte en medio de expresión, activismo y comunicación, es con el grupo de las Panteras Negras. Este movimiento en pro de los derechos de las personas de color en los Estados Unidos adopto un uniforme que consistía en una chamarra negra de piel sobre pantalones negros, una playera del mismo tono y una boina negra. El último elemento, la boina, fue inspirado por los movimientos de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Este accesorio daba un aspecto más militar al grupo, y un sentimiento de poder y fuerza a la lucha. Hoy en día este look aún es un símbolo del movimiento para la sociedad, recordamos a Beyoncé y su espectáculo de medio tiempo del Super Bowl XLVII en donde rindió homenaje a las Panteras Negras a través de su outfit.

Y no solo los movimientos del pasado han recurrido a prendas de vestir como una manera de expresión de su activismo. Recordemos las marchas feministas del 2017, a lo largo de todo Estados Unidos mujeres de cualquier edad, estrato social, raza y religión, salieron a marchar en pro de los derechos de la mujer y en contra de la desigualdad e inequidad de género. Este momento histórico contó con un elemento, un accesorio, que se convirtió en símbolo de la marcha. El gorro tejido “Pussyhat”, llamado así en protesta de los comentarios de Donald Trump, es un símbolo feminista que inicio como un proyecto de solidaridad y sororidad entre dos mujeres; Jayna Zweiman y Krista Suh. Este gorro hoy representa mucho más que una simple elección de tu manera de vestir o estilo personal, es una demostración de activismo político puro en donde la moda va más allá de un simple accesorio.

Otro ejemplo lo encontramos durante la ceremonia de entrega de los Globos de Oro de 2017. El clima que se respiraba durante este momento era de indignación, actrices de todos lados habían decidido valientemente denunciar las atrocidades y el lado más oscuro de Hollywood. En octubre del 2017 nace el movimiento #MeToo, un movimiento que destapó una serie de abusos a diferentes actrices en manos de los hombres más poderosos de la industria del cine. Para enero del 2018, un colectivo de actrices se juntó y crearon Times Up. Un fondo con el objetivo de ayudar a actrices contra el acoso sexual. El 7 de enero del 2018 durante la ceremonia de los Globos de Oro, como muestra de apoyo y protesta contra el abuso sexual todas las actrices asistentes a los premios vistieron de negro y un broche con el logo de Times Up. En este momento la moda cobró un significado más grande que simplemente ser una prenda de ropa, fue una manera de demostrar unidad y apoyar una causa. Los vestidos negros que lucieron actrices como Eva Longoria, Reese Witherspoon, Meryl Streep, Natalie Portman y Emma Watson comunicaban el enfado y el cansancio por todas las injusticias que sufren las actrices del mundo. Una simple acción de activismo gracias a una prenda de vestir.

Así como estos ejemplos hay muchos más. La moda no es solo sobre la ropa, tendencias o colecciones que presentan cada temporada los diseñadores. La moda es un medio de comunicación a través del cual podemos expresar nuestra identidad, nuestros pensamientos e ideologías. Por eso ha formado parte importante de diversos movimientos activistas a lo largo de la historia. Pues, así como la moda influencia a la sociedad, el clima social tiene un efecto en la moda. Y es que el llevar un color, un accesorio o un uniforme puede comunicar más que un millón de palabras.

XO

Sira

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.